miércoles, 16 de febrero de 2011

POEMA DEL AMOR LENTO


Amor crepuscular,
llegas por el camino lento
y traes en tus manos aquel acuerdo tácito
de nuestra inexperiencia.

Amor, me has indagado sin buscarme,
y desconfío de ti,
porque prefiero la inmediatez y la sorpresa
de unos besos furtivos,
porque necesito la vehemencia inocente
de un abrazo anhelado
y no sé si podré creer las palabras
que, tal vez, me dirás
ni yo creo hoy las que nunca te diré ya...

Amor... ¿No mueres hoy de hastío?
Yo soy tu espejo y te muestro
la víctima lúcida y la verdad distante
que creaste una noche sin luna.
Vete y no me hagas más llorar.

Amor… llegas tan pausadamente que
nunca me viste cantando frente al mar,
mi amor enmudecido y macilento
agoniza, cansado de esperar.
Hoy no me regales flores;
ya se ha hecho tarde de tanto Amar.

---
©MAR – 16/02/2011

1 comentario:

Narci dijo...

Si es tan lento que llega tarde, quizá no era amor.

Mar, este poema duele como un arañazo en alma, y remueve las entrañas como gato en las tripas. Atrapa en su lentitud como si el mundo se parara en cada estrofa y el aire se ahoga en el aliento, y al final, ya es tarde para respirar: toda emoción se ha disipado.

Una verdadera obra de arte.

Besos